divendres, 22 de juny de 2012

Reflexion sobre el abuso de los minerales


Esta entrada está hecha desde el corazón y desde el amor y el respeto que siento hacia la tierra y hacia todos los recursos que ella nos brinda, en este especial el mundo mineral que es con que el trabajo frecuentemente. Es una entrada algo larga y quizá un poco pesada, en comparación a otras mucho más prácticas y menos teóricas, como viene a ser esta, pero siento la enorme necesidad de expresar lo que pienso y siento al respecto.  

Debido a mi trabajo como terapeuta, desde hace algunos años vengo trabajando con los minerales tanto para terapias como para cursos y he podido observar cada vez las extraordinarias cualidades que poseen. En una terapia energética tanto propia como a terceros son de grandísima ayuda, ya que aportan fuerza, luz, limpian, ordenan, equilibran, desbloquean... En fin, mi gratitud hacia tan maravilloso reino es infinita y hacia la tierra que nos brinda tan fabulosos regalos, aún mayor.

Es por esta gratitud que me siento en deuda y quiero proteger lo que tanto bien nos hace a todos. Mi manera de proteger es explicando qué pasa cuando se compran minerales, tanto como ornamentación como para lucirlos como joyas, de manera impulsiva, guiados muchas veces por lo vistosos o bonitos (que lo son) que resultan más que por el deseo real de conectar con ellos ya sea para terapia, para meditar o para que produzca un beneficio sobre nosotros mientras los lucimos.

Para saber qué sucede cuando se compran minerales que no se usarán primero debo explicar cómo trabaja un mineral. Los minerales proceden de la madre tierra, directamente de su seno y por ello están ligados totalmente a ella, llevan su energía interior y la transmiten, ésta es una de las maneras en la que nos ayudan, porque todos los minerales sin excepción nos conectan a la madre tierra debido al vínculo perpetuo que mantienen con ella. Esta energía procedente de la tierra es muy fuerte y debe de ser usada, al igual que el agua corriente, que si se estanca se pudre, esta no se pudre pero si se estanca genera un desequilibrio en el ambiente en el que esté el mineral. Este es uno de los motivos por los cuales todos los minerales deben de ser limpiados frecuentemente los personales y de cambio de una persona a otra en terapia.

Otra de las cualidades de los minerales es que absorben energía estancada y liberan energía beneficiosa. Ahora bien, esta cualidad se expresa en su máximo esplendor cuando un mineral está perfectamente limpio, pues si está cargado esta cualidad se reduce al mínimo llegando incluso a anularse (es cuando muchos minerales se rompen).

Y por último me queda hablar del compromiso moral que tenemos para con la Tierra, que nos sustenta a nivel físico y energético, la tierra es nuestro hogar y debemos cuidar de ella, al igual que ella cuida de nosotros y tomar el regalo que nos ofrece de manera responsable y con conciencia, tanto los minerales como todo lo demás.
Así que lo que yo propongo al respecto para hacer un consumo y uso responsable, es comprar única y exclusivamente el mineral que vayamos a utilizar y con el que conectemos, debemos de tener claro el fin exacto del mineral tanto sea como ornamentación, como para terapia o meditación. Puntualizar que en el caso de la ornamentación debemos buscar no sólo que sea bello, sino también qué tipo de beneficio necesitamos de él y a ser posible (y esto es importante) que conectemos con la pieza que vayamos a adquirir, pues el beneficio será mucho mayor. Y sobre los minerales que tengamos hagamos un repaso periódico, limpiémoslos, aunque no los utilicemos en ese momento limpiémoslos igual, pues algo siempre acumulan aunque estén bien guardados, y por último revisemos si nos hacen realmente falta todos los que tenemos, si vemos que algunos ya han cumplido su función, regalémoslos  y si no tenemos a quien regalarlos devolvámoslos amorosamente a la Tierra que es de donde proceden.

5 comentaris:

  1. Cuánta razón tienes Elisabet. Sobre el compromiso moral hacia los minerales lo pienso muy a menudo. Paso por tiendas, escaparates, bisuterías, joyerías, mercados callejeros, mercaditos medievales... y pienso en la cantidad de minerales que se extraen de la Tierra para venderlos de esa forma tan desangelada. Les ponen 4 propiedades mal expresadas, les encasquetan un horóscopo y ale, a vender y olvidar en el cajón.

    Bueno, cambiando de tema... tienes un regalito de aceptación voluntaria en mi blog :)

    ResponElimina
  2. Hacía tiempo que venía pensando esta entrada pero no sabía como darle forma, para que no sonase ofensiva. Pues creo que quien más y quien menos hemos comprado algún mineral más por impulso que por verdadera necesidad así que al final acabé como siempre delante del ordenador con el corazón en la mano y punto, sin ninguna idea preconcebida de qué iba a escribir. Así que celebro que lo sientas igual que yo, espero que al final podamos ser muchas gotas de agua y cambiemos un poquito estas tendencias, que al final, son autodestructivas.

    Por cierto, aceptadíiiisimo y contentíiiiisima. Yo también puedo darlo de regalito??? (Es que soy nueva en esto y me gustaría poderlo extender para hacer felices a más personas)

    ResponElimina
  3. Claro que sí Elisabet!!! Puedes dar tu regalo a quien quieras! Al blog que más te guste, al que crees que necesita un empujoncillo porque tiene pocos seguidores... libertad absoluta! :) te lo mereces!

    ResponElimina
  4. Hola Elisabet.

    Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado. Me gusta cómo explicas todas y cada unas de las cosas que conoces y de qué manera se entiende cómo piensas y cómo sientes. Soy nueva en esto de los blog y para ser sincera tu blog es el primero que leo y al primero que me añado. No te importa verdad?

    Queria aprovechar, ya que veo que eres Naturopata, y pedirte a ver si algun dia de estos nos hablabas un poquito de los fitoestrogenos. Muchas gracias y muchos besos.

    ResponElimina
  5. Me siento muy halagada y honrada de que sea mi blog el primero que visites de toda la blogosfera. Me alegro muchísimo de que te hayas pasado por aquí y sobre todo de que te haya gustado.

    Lo de los fitoestrógenos me lo apunto. Un besazo enorme!

    ResponElimina