dimarts, 29 de maig de 2012

Jabón de castilla con romero y lavanda


Ducharse con una buena pastilla de jabón natural es lo mejor que hay, bueno lo mejor casi es hacerla, al menos para mí, porque disfruto muchísimo con ello. Nuestra piel nos lo agradece enormemente, yo desde que aprendí a hacer jabón sólo me ducho con el que yo hago y mi piel resplandece, sobre todo la de la cara (pues me hago uno exclusivamente para mí con los ingrediente que yo sé que le van mejor a mi piel) y mi piel está aterciopelada. Ni que decir tiene los aromas tan naturales y agradables que desprenden, tanto cuando se hacen como cuando te duchas con ellos. Hoy por ejemplo he acabado de hacer uno de almendras y miel que huele maravillosamente a almendritas dulces… tengo unas ganas locas de probarlo y dejarme envolver por su caricia untuosa. Aquí os dejo una receta sencillita que huele a campo, para que vayáis probando con la experiencia de haceros vuestro propio jabón y luego ducharos con él. Espero que os guste.
Receta para 1 Kg. Aproximado de producto:
-          224 gr. de infusión de romero
-          87 gr. de sosa cáustica
-          700 gr. De aceite de oliva virgen
-          13 gr. de esencia de lavanda

1.       Calcular el peso del agua y verterla en un recipiente de cristal tipo pyrex, plástico o acero inoxidable.
2.       Calcular el peso de la sosa y añadir la sosa al agua, removiendo hasta que se disuelva la sosa por completo. Dejar enfriar.
3.       Calcular el peso del aceite y verterlo en un recipiente donde se pueda batir. Añadir la lejía de agua y sosa y batir con una batidora de mano hasta trazar.
4.       Añadir a la traza la esencia de lavanda y remover la traza con una espátula para diluir bien la esencia.
5.       Verter en un molde y esperar 24 horas para desmoldar y cortar en pastillas si fuera el caso.
Seguridad:
Es imprescindible utilizar guantes de goma, gafas de seguridad, mascarilla protectora de gases y delantal impermeable.
Añadir siempre la sosa al agua, nunca al revés porque la sosa al entrar en contacto con el agua hace reacción, podría llegar a hervir y salpicarnos.

Notas adicionales:
Se sabe que el jabón ha trazado porque adquiere consistencia de mayonesa.
Este jabón no hace espuma al lavarse con él, pero limpia igualmente. Si deseamos que el jabón haga espuma debemos añadir aceite de coco, a una proporción máxima del 20 o 25% del peso total de las grasas.
Yo os aconsejo un molde de silicona para hacer el jabón pues es el más fácil para desmoldar pero podéis usar cualquier cosa que se os ocurra, con la precaución de que si utilizáis un molde de madera se debe forrar el molde con papel de horno pues si no se engancha el jabón a las paredes.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada