dimecres, 9 de maig de 2012

Crónicas de Biocultura Barcelona 2012

Vengo con unos días de retraso, ¡pero más vale tarde que nunca!

¡Cómo he disfrutado del Biocultura de este año...! Más o menos han habido las paradas de siempre, aunque este año me ha parecido ver menos escuelas, no sé quizá es que me fijo unos años en unas cosas y otros años en otras, pero es cierto que este vez he puesto mucho los ojos en cosmética natural, jabones naturales y similares, ya que es el nuevo proyecto que tengo en mente y quería ver que es lo que se mueve ahora y también como soy mamá, pues a las cositas de bebés y de hecho he adquirido dos preciosos pañales de tela de tucuxí (http://www.tucuxi.es/), para probar a ver si nos cambiamos, y es que son tan suavecitos... que creo que mi hijo debe de estar feliz de llevarlos, ¡igualito que un angelote subidito en una nube de algodón vaya! Se ven cómodos, son muy suaves, son transpirables y además ecológicos y económicos; pero tienen un pequeño inconveniente, al menos para mí, y es que son muy gorditos, esto quiere decir que con según que pantalones no se los puedo poner, porque el pantalón no le cabe, si le pongo chándal va bien, pero unos vaqueros... ya cuestan de poner. Me contó la señorita que me los vendió que sustituir un pañal desechable al día por uno de tela suponía un ahorro total en aproximadamente dos años de unos 140 €, no he hecho el cálculo, pero ya me lo creo. Otras de las peculiaridades del pañal de tela es que antes de meterlo en la lavadora tienes que tenerlo un mínimo de 2 horas en remojo en percarbonato para eliminar las manchas amarillentas que dejan las heces del bebé. De momento yo continuo con la prueba, ya que personalmente no acabo de estar convencida al 100% por el tema de la ropa, pero desde luego esta pareja la estoy amortizando, para estar por casa y para dormir.


Otras cosas que he comprado han sido productos que me han gustado para hacer jabón: unas pastillas de cera de abeja natural divinas, echan un olorcito a miel que dan ganas de comérselas, se las compré a  Sannicolas (http://www.sannicolas.cat/) que además de tener una materia prima muy buena hacen unas velas preciosas de manera artesanal, con cañas de bambú, se nota que ponen el corazón en las velas que hacen porque estas velas desprenden un nosequé especial. Compré también un jabón ecologico maravilloso, realizado de manera artesanal por Murgula (http://murgula.blogspot.com.es/) pasa lo mismo que con las velas de Sannicolas sus jabones desprenden una energía muy especial fruto del cariño que ponen en su realización. El jabón es de aceite de coco,  harina de centeno, copos de avena y aroma de naranja. Y la última cosa que compré fué sosa cáustica natural, a ver qué jabones me salen con ella, la verdad es que estoy bastante ilusionada, ahora hará falta ver el resultado.


Sólo estuve tres horas asi que no me dió tiempo a mucho más, me quedé con ganas de comer por allí  en un stand de raw food, la comida que estaban preparando olía realmente bien, ¡y sin cocinarla!

En fin Biocultura, ¡hasta el año que viene!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada