dimarts, 29 de maig de 2012

Jabón de castilla con romero y lavanda


Ducharse con una buena pastilla de jabón natural es lo mejor que hay, bueno lo mejor casi es hacerla, al menos para mí, porque disfruto muchísimo con ello. Nuestra piel nos lo agradece enormemente, yo desde que aprendí a hacer jabón sólo me ducho con el que yo hago y mi piel resplandece, sobre todo la de la cara (pues me hago uno exclusivamente para mí con los ingrediente que yo sé que le van mejor a mi piel) y mi piel está aterciopelada. Ni que decir tiene los aromas tan naturales y agradables que desprenden, tanto cuando se hacen como cuando te duchas con ellos. Hoy por ejemplo he acabado de hacer uno de almendras y miel que huele maravillosamente a almendritas dulces… tengo unas ganas locas de probarlo y dejarme envolver por su caricia untuosa. Aquí os dejo una receta sencillita que huele a campo, para que vayáis probando con la experiencia de haceros vuestro propio jabón y luego ducharos con él. Espero que os guste.
Receta para 1 Kg. Aproximado de producto:
-          224 gr. de infusión de romero
-          87 gr. de sosa cáustica
-          700 gr. De aceite de oliva virgen
-          13 gr. de esencia de lavanda

1.       Calcular el peso del agua y verterla en un recipiente de cristal tipo pyrex, plástico o acero inoxidable.
2.       Calcular el peso de la sosa y añadir la sosa al agua, removiendo hasta que se disuelva la sosa por completo. Dejar enfriar.
3.       Calcular el peso del aceite y verterlo en un recipiente donde se pueda batir. Añadir la lejía de agua y sosa y batir con una batidora de mano hasta trazar.
4.       Añadir a la traza la esencia de lavanda y remover la traza con una espátula para diluir bien la esencia.
5.       Verter en un molde y esperar 24 horas para desmoldar y cortar en pastillas si fuera el caso.
Seguridad:
Es imprescindible utilizar guantes de goma, gafas de seguridad, mascarilla protectora de gases y delantal impermeable.
Añadir siempre la sosa al agua, nunca al revés porque la sosa al entrar en contacto con el agua hace reacción, podría llegar a hervir y salpicarnos.

Notas adicionales:
Se sabe que el jabón ha trazado porque adquiere consistencia de mayonesa.
Este jabón no hace espuma al lavarse con él, pero limpia igualmente. Si deseamos que el jabón haga espuma debemos añadir aceite de coco, a una proporción máxima del 20 o 25% del peso total de las grasas.
Yo os aconsejo un molde de silicona para hacer el jabón pues es el más fácil para desmoldar pero podéis usar cualquier cosa que se os ocurra, con la precaución de que si utilizáis un molde de madera se debe forrar el molde con papel de horno pues si no se engancha el jabón a las paredes.

dimarts, 15 de maig de 2012

Abrazando mi sombra


Yo soy imperfecta, y lo sé, y lo veo cada vez que alguien me hiere, porque en la herida, en el dolor, existe un bien y un mal, un bien que me representa y un mal que representa al agresor en ese momento, y sé que tal afirmación es falsa, porque no existe ni el bien ni el mal, sino cosas aprendidas y cosas por aprender. Yo sé en mi teoría que no soy buena, ni el otro es malo, yo sé en mi teoría que puedo aprender del momento y enseñar a la persona que me ha agredido que necesita aprender la lección tanto como yo, porque también sufre, porque si causa daño es que conoce muy bien lo que es el dolor, seguro que mucho mejor que yo y que no conoce la manera de liberarlo, porque si la conociera no causaría más daño, más bien ayudaría a las personas a liberarse del dolor por compasión porque en sus propio ser sabría lo que representa y además sabría que a través de la compasión. Él mismo se liberaría del dolor que pudiese tener acumulado.

Me sé imperfecta en mi limitación de no compadecerme del agresor, en el momento en el que me siento herida, y sin embargo compadecerme de mí persona, que es una muy vana actitud, pues a ambos hunde más en la miseria.

Y me reconozco profundamente imperfecta cuando me victimizo ante terceros, cuando le pongo cara y nombre al verdugo y reafirmo la situación que vivo o he vivido, pues me estoy atando al sufrimiento, me estoy excusando para liberar la sombra que llevo dentro y así que pueda campar libremente sin ánimo alguno de representar la verdad de mi Ser, sino más bien con el único propósito de hacerse más grande como sombra, de unirse a otras sombras y llorar sus propias penas una y otra vez, que es lo que hacen las sombras.

Así que como me reconozco imperfecta y sé donde reside mi imperfección, porque mi sombra me lo muestra, tantas veces como haga falta. Es insistente y dura. Está  llena de dolor, de miedo, de rabia, de soledad… y no se cansa de enseñármelo una y otra vez, en cuanto le doy la ocasión no tiene pereza de salir de su escondite y vaciar su basura emocional y mental.

Pero también se de mi luz y en ella me reconozco soberana, libre y amorosa, para amarme y abrazarme y abrazar y amar la sombra que llora, que tiene miedo, que necesita el amor que no encuentra en el exterior y por eso llora. Realmente lo que necesita es ser abrazada por su dueña, amada y reconocida, porque mi sombra necesita que me acerque a ella y que bajito al oído le diga, no te preocupes, no tienes que tomar el control de mi vida para que te tenga en cuenta, ya sé de tu existencia y la agradezco, porque es gracias a ti que se qué camino debo seguir para seguir creciendo como persona, me lo muestras siempre a través de la ira, de la pena, de la pereza, del miedo... Es gracias a ti que sé del dolor y por ello también se de empatía, y puedo acoger a la persona que sufre, pues tu me haces sabia en ese aspecto. Es gracias a ti sombra mía que sé de humildad porque jamás me podré poner por encima de nadie, porque siempre me acompañas y me limitas, me mantienes a la altura de toda la humanidad. Sombra mía te estoy profundamente agradecida porque cuando te miro y te abrazo y te reconozco como parte mía, sabes cuál es tu lugar, siempre muy lejos de donde mi amor se halle y muy cerca de donde se halle mi falta de madurez.
Sombra mía eres el dedo indicador de la viga en mi ojo, cuán necesaria que me resultas siempre en mi camino hacia mi realización personal.

dimecres, 9 de maig de 2012

Crónicas de Biocultura Barcelona 2012

Vengo con unos días de retraso, ¡pero más vale tarde que nunca!

¡Cómo he disfrutado del Biocultura de este año...! Más o menos han habido las paradas de siempre, aunque este año me ha parecido ver menos escuelas, no sé quizá es que me fijo unos años en unas cosas y otros años en otras, pero es cierto que este vez he puesto mucho los ojos en cosmética natural, jabones naturales y similares, ya que es el nuevo proyecto que tengo en mente y quería ver que es lo que se mueve ahora y también como soy mamá, pues a las cositas de bebés y de hecho he adquirido dos preciosos pañales de tela de tucuxí (http://www.tucuxi.es/), para probar a ver si nos cambiamos, y es que son tan suavecitos... que creo que mi hijo debe de estar feliz de llevarlos, ¡igualito que un angelote subidito en una nube de algodón vaya! Se ven cómodos, son muy suaves, son transpirables y además ecológicos y económicos; pero tienen un pequeño inconveniente, al menos para mí, y es que son muy gorditos, esto quiere decir que con según que pantalones no se los puedo poner, porque el pantalón no le cabe, si le pongo chándal va bien, pero unos vaqueros... ya cuestan de poner. Me contó la señorita que me los vendió que sustituir un pañal desechable al día por uno de tela suponía un ahorro total en aproximadamente dos años de unos 140 €, no he hecho el cálculo, pero ya me lo creo. Otras de las peculiaridades del pañal de tela es que antes de meterlo en la lavadora tienes que tenerlo un mínimo de 2 horas en remojo en percarbonato para eliminar las manchas amarillentas que dejan las heces del bebé. De momento yo continuo con la prueba, ya que personalmente no acabo de estar convencida al 100% por el tema de la ropa, pero desde luego esta pareja la estoy amortizando, para estar por casa y para dormir.


Otras cosas que he comprado han sido productos que me han gustado para hacer jabón: unas pastillas de cera de abeja natural divinas, echan un olorcito a miel que dan ganas de comérselas, se las compré a  Sannicolas (http://www.sannicolas.cat/) que además de tener una materia prima muy buena hacen unas velas preciosas de manera artesanal, con cañas de bambú, se nota que ponen el corazón en las velas que hacen porque estas velas desprenden un nosequé especial. Compré también un jabón ecologico maravilloso, realizado de manera artesanal por Murgula (http://murgula.blogspot.com.es/) pasa lo mismo que con las velas de Sannicolas sus jabones desprenden una energía muy especial fruto del cariño que ponen en su realización. El jabón es de aceite de coco,  harina de centeno, copos de avena y aroma de naranja. Y la última cosa que compré fué sosa cáustica natural, a ver qué jabones me salen con ella, la verdad es que estoy bastante ilusionada, ahora hará falta ver el resultado.


Sólo estuve tres horas asi que no me dió tiempo a mucho más, me quedé con ganas de comer por allí  en un stand de raw food, la comida que estaban preparando olía realmente bien, ¡y sin cocinarla!

En fin Biocultura, ¡hasta el año que viene!

divendres, 4 de maig de 2012

Consejos para mejorar los estados anémicos


Cantidad de hierro en algunos alimentos
Alimento
Cantidad de alimento en gramos que proporciona los 15 mg diarios recomendados
Alga espirulina
28
Alga dulse
48
Levadura de cerveza
85
Harina de soja
125
Sésamo
150
Polen
167
Judias blancas
200
Pistachos
205
Lentejas
214
Semillas de girasol
214
Piñones
288
Garbanzos
313
Avena
333
Trigo
349
Almendras
366
Espinacas
500
Puerros
536
Nueces
714
Guisantes
798
Higado de vaca
136
Carne de vaca
500
Carne de cordero
750
Carne de cerdo
1000


La tabla anterior describe la cantidad de alimento que debemos tomar para adquirir los 15 mg. diarios de hierro que un persona adulta en condiciones normales necesita. Cómo podéis observar hay muchos alimentos de origen vegetal que contienen mucha mayor cantidad de hierro, así que desde aquí destierro el mito de la carne en cuanto a cantidad de hierro. A favor del hierro que contiene la carne hay que decir que es fácilmente asimilable, un 10% de las legumbres, verduras y demás frente a un 30 o 40% del hierro de la carne. A favor del hierro que contienen los alimentos de origen vegetal hay que decir que muchas veces el mismo alimento lo contiene o en su preparación ya lo añadimos vitamina C y cobre que hace que este hierro se asimile mejor.  Así que siguiendo la tabla anterior, añadiendo diferentes tipos de alimentos en nuestro menú semanal tenemos cubiertas nuestras necesidades de hierro diarias.
Quiero añadir a esta entrada algunos consejos que pueden seguir las personas que padecen anemia para mejorar el aporte de hierro en la dieta habitual:
-          Añadir a la dieta habitual sopas de miso sobre todo el miso rojo (mugi miso) y polen (ojo los alérgicos, que en temporada de rinitis no deben consumirlo ya que puede resultar perjudicial)
-          Realizar el siguiente licuado y beber a razón de 1 vaso al día durante la época que se encuentre más decaído o previo a las menstruaciones, en el caso de las mujeres: 2 zanahorias, 1 raíz de remolacha pequeña cruda, 1 manzana y el zumo de ½ limón. Se le puede añadir  1 cucharada de levadura de cerveza y una de polen al momento de tomarlo.
-          Realizar curas de albaricoque cuando sea la época.
-          Vigilar el estado de los intestinos, unos intestinos sucios nos pueden provocar una mala absorción de nutrientes y como no, también de hierro. A los que padecen anemia crónica yo siempre recomiendo una limpieza de colón y posterior restauración de la flora intestinal como medida inicial para combatir la anemia. Dichos tratamientos deben de ser en todos los casos vigilados y pautados por un profesional competente.

dijous, 3 de maig de 2012

Y si no comes carne... ¿Qué comes?



¿Cuántas veces nos han hecho esta pregunta a los vegetarianos? y ¿Cuántas veces más nos la harán? Pues unas cuantas la verdad y me culpo de la falta de ganas de hacer pedagogía en este sentido, pues requiere cierto tiempo para explicar en profundidad qué son algunos de los alimentos sustitutivos que nuestra dieta mediterránea desconoce: seitán, miso, tofu, tempeh... e incluso las algas "¿Eso se come?" 

También quiero decir que parece fácilmente sano dejar de comer carne y no lo es, a menos que no te empapes bien primero con qué alimentos la puedes sustituir sin que te dé un patatús en el intento, pues aunque no sea una entusiasta de la carne tengo que admitir que es una manera muy rápida de tomar hierro, por ejemplo, aunque no sea la mejor. 

Por esto y mucho más la entrada de hoy va sobre qué alimentos son imprescindibles, repito, imprescindibles en la dieta habitual de un vegetariano y esta entrada va dedicada, no a los vegetarianos, pues supongo que ellos ya entienden del tema, sino a las personas que preguntan: "y si no comes carne... ¿qué comes?" y por supuesto a los que esten pensando en hacerse vegetarianos o lo quieran intentar, a los que animo también que busquen más y más información antes de dar el paso, como por ejemplo: beneficios y perjuicios de tomar carne (yo no voy a hacer una entrada sobre esto, porque soy vegetariana, es decir, no le veo el beneficio habiendo otros alimentos que la sustituyen con creces), no obstante los alimentos que vengo a enumerar están expuestos de manera objetiva.

Alimentos básicos de una dieta vegetariana sana:


- Legumbres (garbanzos, judías, lentejas, soja, azukis): fuente inestimable de proteínas que tomadas junto con arroz resultan una proteína de alto valor biológico, además las judías son muy ricas en hierro, más que las lentejas. A tener en cuenta que el hierro para que sea asimilable debe de ir combinado con alimentos ricos en cobre (zanahorias) y con alimentos ricos en vitamina C (pimiento, tomate) y no se debe juntar en la misma comida con lácteos pues dificultan la absorción del hierro.


- Derivados de la soja (tofu, tempeh, miso, leche y yogures). He juntado todos estos alimentos por provenir del mismo origen pero yo recomiendo añadir a nuestra dieta habitual sobre todo el tofu y el miso, aunque yo por ejemplo los tomo todos. El tofu porque es un alimento poco procesado y muy cómodo para sustituir el vacío que deja la carne en nuestras recetas habituales, es muy fácil preparar un guiso con tofu o hacernos un bocadillo con embutidos hechos con tofu, por ejemplo. Y el miso porque es un superalimento muy rico en vitaminas (A, E, B), minerales (calcio, hierro, fósforo) y enzimas, regula nuestro tránsito intestinal y ayuda a restaurar la flora porque contiene prebióticos.


- Seitán: Está hecho de gluten, normalmente de trigo, pero también se puede encontrar hecho con el gluten de otros cereales como por ejemplo la espelta. El gluten es la proteína presente en el cereal. Es uno de los sustitutos por excelencia de la carne por ser lo que más se le pueda parecer, como en el caso del tofu, sirve perfectamente para realizar las mismas recetas que se realizarían con la carne (plancha, guisos, arroces...).


- Frutos secos: Fuente de proteínas y ácidos grasos insaturados, además de vitaminas y minerales. Son imprescindibles para una dieta equilibrada.


- Algas: Existen muchas variedades y son interesantes todas, pues en la variedad está el gusto y la salud: Nori, dulse, kombu, wakame, hijiki, lechuga de mar... Son una fuente inagotable de minerales: calcio, hierro, yodo, fósforo, magnesio, potasio, vitaminas, ácidos grasos omega3... Mis básicas son: Nori, dulse, kombu y espirulina (que se merece casi otro apartado, pero básicamente apuntar que es muy rica en vit. B12) y las otras las tomo ocasionalmente. Sólo deben restringir el consumo de algas los que padecen de hipertiroidismo por su alto contenido en yodo.


- Batidos verdes, licuados y germinados: Fuentes de proteínas vegetales y alimento vivo. Nos llenan de energía nada más tomarlos. No os lo creáis, haced la prueba.


- Cereales integrales: Contienen más vitaminas y minerales (sobre todo vitaminas de grupo B) que los refinados.

Todos los alimentos enumerados anteriormente son deseables en cualquier dieta saludable aun y cuando se coma carne. Y por supuesto, la carne no constituye en sí misma todo el compendio de cualidades alimenticias que representan los alimentos descritos, dichos alimentos resultan un grupo mucho más que aconsejable de comida que recomiendo añadir a una dieta para que resulta lo más rica y saludable posible. Quisiera añadir que yo misma sigo lo anteriormente descrito añadiendo frutas frescas y secas, verduras y semillas; y ocasionalmente huevos o algun lácteo. Ésta es mi dieta base y la sigo en la actualidad que soy madre lactante, no obstante soy naturópata así que puedo realizarme yo sola las pautas y las dietas, así mismo sé si en un momento dado puedo necesitar un complemento alimenticio o no, sé si puedo tener una carencia o algún desequilibrio. Con esto quiero instar a todo aquel que desee comenzar una dieta vegetariana (sobre todo si son embarazadas o madres lactantes) a que a acuda a profesional que lo asesore y lo oriente, sobre todo también porque sabrá aconsejarle según sus preferencias y estado particular.