dimarts, 3 d’abril de 2012

Jabón casero con aceite de reciclaje

¿Sabíais que 1 litro de aceite usado contamina cerca de 1.000 litros de agua? Escalofriante el dato  ¿verdad? Hay varias manera de evitar que esto pase: poniéndolo en un bote y llevándolo a un punto limpio, hay unas escamitas que las venden para que las unas con el jabón este solidifique y lo puedas tirar a la basura y la que más me gusta a mí que es haciendo jabón con él, ya que además de  resultar ecológico por reutilizar el aceite usado, también lo es porque es un jabón sin productos químicos utilizados en su fabricación (a excepción de la sosa pero que una vez curado tampoco produce ningún efecto nocivo para el medio ambiente) y por último es económico, porque te ahorras el dinero del lavavajillas o el de los polvos para lavar la ropa. Así que, ¿qué más se le puede pedir? Que sea efectivo, y lo es. Aquí os dejo la receta que yo utilizo con recomendaciones adjuntas.

El jabón realizado con aceite usado sólo se puede utilizar para uso doméstico, entre otros como lavavajillas deshaciéndolo primero en agua caliente; para lavar la ropa o como quitamanchas para la ropa también frotando la pastilla de jabón directamente sobre la mancha y luego hay que lavar la ropa normalmente.

Receta: 

- 1kg. de aceite usado
- 374 gr. de agua
- 146 gr. de sosa cáustica
- 20 gr. de esencia sintética (yo utilizo una mezcla que yo misma preparo de rosa, magnolia y sándalo)


Paso 1: Echar la sosa caústica en el agua (NUNCA AL REVES, porque puede hervir y salpicarnos, ya que la sosa en agua reacciona y la calienta) utilizar para este paso un recipiente de plástico o cristal para el preparado y una cuchara de plástico, silicona o madera para remover no utilizar objetos metálicos nunca porque reaccionan a la sosa, como es el caso del latón. Tener en cuenta también que hay que utilizar medida de precaución como guantes de goma, gafas protectoras y delantal de plástico, por las posibles salpicaduras que se puedan producir y mascarilla especial para gases. Hay que tener mucho cuidado al manipular la sosa porque es corrosiva y libera vapores al mezclarla con el agua así que como último detalle a tener en cuenta es que debe hacerse en un sitio ventilado. Yo lo hago en la cocina con la ventana abierta y debajo del extractor encendido a máxima potencia y voy tapada con una máscara especial para gases. Dejar enfriar la lejía (mezcla de agua y sosa).

Paso 2: Verter el aceite usado, previamente colado para eliminar impurezas, sobre la lejía y batir. Se puede utilizar una batidora eléctrica que sólo utilicemos para hacer jabones o a mano, pero a mano se tarda muuucho rato en trazar el jabón. Sabremos que tendremos el jabón listo para enmoldar cuando hayamos alcanzado la traza, éste un punto donde el jabón se cuaja hasta el punto de que parece una mayonesa un poco clara. Cuando tengamos la traza hay que añadir el aceite esencial y remover con una espátula para diluirlo con la mezcla.

Paso 3: Verte en un molde. Abrigarlo bien con mantas o trapos y a las 24 horas ya podremos desmoldar y cortar.

Para poder utilizar el jabón hay que esperar 4 semanas para que la sosa acabe de curar el jabón, pues dentro de estas 4 semanas la sosa todavía sigue reaccionando.



2 comentaris:

  1. Elisabet! Qué bonitas palabras has dejado en mi blog, me alegro muchísimo que te hayan gustado las recetas que preparaste.
    Tu blog me encanta! Ya veo que tiene poco tiempo, pero por las entradas que has puesto y por tu perfil... ¡parece que hayas hecho una foto a mis gustos personales! La naturopatía me encanta, así como el Reiki y todo lo que cuentas. Sigue adelante porque será un blog de los que siga fijo!

    Por cierto, yo he llegado a hacer jabón con aceite usado y sosa tal y como describes... pero sin batidora, con palo de madera, y sí, se hace eterno, teníamos que turnarnos varias personas.

    Un abrazo desde Valencia!

    ResponElimina
  2. Hola Nefer!

    Espero que estés disfrutando mucho en Valencia, estabas de vacaciones no? Me alegro mucho de que te guste mi blog, la verdad es que me has animado mucho con tus palabras porque escribir un blog es bonito pero que además le guste a alguien es doblemente bonito y si además le puede servir de alguna ayuda ya es el sumum!!

    Así que removiendo el jabón con un palo eh? jejeje, me parece que son de esas que sólo se hacen una vez en la vida, aunque si bien es cierto que tiene más encanto pues está más trabajado, tiene más energía personal, por así decirlo.

    Un fuerte abrazo y gracias por tu comentario

    ResponElimina